Logo of National Resource Center on AD/HD
Inicio · Regístrese · Biblioteca del CNR    in English
Ask a Question About AD/HD
Acerca del TDA/H


TDA/H - Tipo predominantemente de falta de atención (WWK8)

Find us on Facebook Follow Us on Twitter HelpForADHD on YouTube

WWK se refiere a la serie de hojas de información Lo que sabemos sobre el TDA/H. Vea la lista completa. Vea la versión PDF de esta página.


Por más de 100 años, se ha reconocido que los niños extremadamente hiperactivos tienen problemas conductuales. En la década del 70, los médicos admitieron que los niños hiperactivos también tenían problemas graves para "prestar atención". Los investigadores de la década del 80 descubrieron que algunos niños presentaban problemas graves de atención, pero pocos o ningún problema de hiperactividad. Es a partir de entonces que se comienza a hablar de dos tipos de trastorno por déficit de atención: con o sin hiperactividad.1

Nombres confusos para el TDA/H

En 1994, el nombre del trastorno se cambió de forma tal que confunde a mucha gente. Desde entonces, todas las formas del trastorno por déficit de atención son llamadas oficialmente "trastorno por déficit de atención/hiperactividad), y después aparece una coma. Inmediatamente después de la coma, se especifica el subtipo:

  • "Tipo predominantemente inatento", para alguien que tenga problemas graves de falta de atención, pero no muchos problemas de hiperactividad o síntomas impulsivos; 
  • "Tipo combinado", para alguien que tenga problemas graves de falta de atención y de hiperactividad e impulsividad; o, 
  • "Tipo predominantemente hiperactivo/impulsivo", para alguien que tenga problemas graves de hiperactividad o impulsividad, pero no muchos problemas de falta de atención.

Aunque éstos sean los nombres oficiales, muchos profesionales y la población en general utiliza ambos términos: "TDA" y TDA/H". Algunos usan estos términos para citar los antiguos subtipos; otros en cambio usan TDA como una forma abreviada de referirse a cualquier subtipo.

Síntomas de inatención

En el DSM-IV, el manual de diagnóstico de la Asociación estadounidense de psiquiatría (American Psychiatric Association), hay una lista de nueve síntomas propios de los problemas de "falta de atención".2 Casi todo el mundo tiene cierta dificultad con algunos de ellos de vez en cuando. Las personas que califican para un diagnóstico de TDA/H presentan al menos seis de estos nueve síntomas, y como resultado sufren un impedimento significativo. Esto significa que el funcionamiento diario en dos o más de las siguientes áreas se ve alterado de manera significativa: la escuela, el trabajo, la interacción familiar o social.

  • Con frecuencia no prestan atención a los detalles o cometen errores por descuido en la tarea escolar, el trabajo u otras actividades
  • A menudo tienen dificultad para mantener la atención en tareas o actividades de juego
  • Con frecuencia no parecen escuchar cuando se les habla directamente
  • De manera frecuente no siguen instrucciones hasta el final y no finalizan las tareas escolares, tareas, o deberes en el lugar de trabajo (que no es debido a conductas de oposición o a falta de comprensión de las instrucciones)
  • A menudo tienen dificultad para organizar tareas y actividades
  • De manera frecuente evitan, les disgusta o se muestran reacios a hacer tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (como tareas escolares o para el hogar).
  • A menudo extravían cosas necesarias para las tareas o actividades (por ej.: juguetes, tareas escolares, lápices, libros o herramientas)
  • A menudo se distraen fácilmente con estímulos externos
  • A menudo se muestran olvidadizos para las tareas diarias

Debido a que los criterios de diagnóstico del DSM-IV fueron diseñados originalmente para los niños, la Organización Mundial de la Salud ha desarrollado las siguientes preguntas a partir de esos criterios 3 con la finalidad de preguntar a los adultos si sufren o no los síntomas de falta de atención del TDA/H:

  1. ¿Comete a menudo errores por descuido cuando tiene que trabajar en un proyecto aburrido o difícil?
  2. ¿Tiene con frecuencia dificultad para mantenerse atento cuando realiza un trabajo repetitivo o aburrido?
  3. ¿Tiene a menudo dificultad para concentrarse en lo que otras personas le dicen, incluso cuando le hablan directamente?
  4. ¿Tiene a menudo dificultad para completar los detalles finales de un proyecto, una vez que ha acabado las partes más desafiantes?
  5. ¿Tiene con frecuencia dificultad para hacer las cosas en cierto orden  cuando tiene que hacer una tarea que requiere organización?
  6. Cuando tiene que hacer una tarea que requiere mucho razonamiento, ¿suele evitarla o postergarla?
  7. ¿A menudo extravía o tiene dificultad para hallar cosas en su hogar o trabajo?
  8. ¿Se distrae frecuentemente con las actividades o ruidos que lo rodean?
  9. ¿Suele tener problemas para recordar compromisos u obligaciones?

Es probable que los individuos que presentan un impedimento significativo crónico a causa de seis o más de estos síntomas tengan TDA/H si también cumplen con otros criterios de diagnóstico especificados en el DSM-IV.

¿No es cierto que todo el mundo tiene problemas con estos síntomas de falta de atención en algún momento?

Sí, estos síntomas de falta de atención son característicos en cualquier persona de vez en cuando. Sólo las personas que presentan un impedimento significativo la mayor parte del tiempo a causa de estos síntomas justifican un diagnóstico de TDA/H. Si alguien sufre en la actualidad un impedimento significativo por al menos seis de estos síntomas de falta de atención, y poco o ningún síntoma de hiperactividad o impulsividad del TDA/H, es probable que califiquen para un diagnóstico de TDA/H, del tipo predominantemente inatento.  Un individuo puede tener poco o ningún impedimento por síntomas de hiperactividad o impulsividad y aún cumplir con los criterios de diagnóstico del DSM-IV para el TDA/H.4

¿Qué sucede si una persona era hiperactiva en la infancia, pero ahora sólo presenta síntomas de inatención?

Si alguien presenta un impedimento actual por al menos seis de los síntomas de inatención  y seis de los síntomas de hiperactividad/impulsividad, es probable que  reúna los requisitos para el diagnóstico de TDA/H del tipo combinado. Si experimentó impedimento suficiente por síntomas de hiperactividad y/o impulsividad en la infancia, pero ahora presenta un impedimento por síntomas de falta de atención propios del TDA/H con poco o ningún problema de hiperactividad, el diagnóstico actual sería TDA/H del tipo predominantemente inatento. Es común que los niños hiperactivos se vuelvan menos hiperactivos con el paso del tiempo; para los que tienen TDA/H, los síntomas de falta de atención tienden a persistir y a causar más impedimento a medida que la persona encara los desafíos de la adolescencia y la adultez.5,6

¿Son constantes los síntomas de inatención del TDA/H? ¿Estas personas sufren la falta de atención en todo lo que hacen?

No, aunque los síntomas de inatención deben causar un impedimento crónico para el diagnóstico del TDA/H, esto no significa que sean constantes en todo lo que la persona hace. Todas las personas con TDA/H son capaces de funcionar bastante bien en algunos tipos de actividades, sin mayores dificultades a causa de los síntomas de falta de atención habituales.  Es posible que puedan concentrarse muy bien cuando practican su deporte favorito o juegan a los videojuegos. También pueden concentrarse bien durante largo tiempo cuando ven sus programas favoritos en la televisión, hacen una obra artística o construyen modelos de Lego.

Cuando se le ha preguntado por qué pueden prestar atención con facilidad a esas actividades favorecidas y no a otras actividades importantes, como la escuela o el trabajo, a menudo explican que pueden prestar atención fácilmente a las actividades que son de su interés, pero no a las tareas que no les interesan, incluso cuando saben que son importantes. Esto hace que el TDA/H parezca un problema de fuerza de voluntad, pero ese no es el caso.7

¿Puede una persona ser inteligente y aún tener TDA/H?

Sí, el TDA/H no tiene nada que ver con la inteligencia de una persona. Algunos individuos con TDA/H tienen un coeficiente intelectual muy alto, otros tienen uno promedio, y otros tienen uno muy bajo. Con frecuencia, el impedimento por los síntomas del TDA/H no se identifica en los individuos brillantes que tienen la afección. Los profesores, los padres y los profesionales clínicos de la salud suelen creer que simplemente son perezosos, que no están motivados, o que están aburridos.8

¿Cómo se puede identificar y diagnosticar a una persona que tiene TDA/H del tipo predominantemente inatento?

Los niños que tienen TDA/H con hiperactividad suelen ser identificados y diagnosticados en el preescolar o en los primeros años de la escuela primaria, sobre todo si tienen conductas perturbadoras y son difíciles de manejar. La mayoría de los individuos que tienen TDA/H del tipo predominantemente inatento  no son identificados hasta tiempo después, cuando los padres y los profesores se dan cuenta de que están teniendo mucha dificultad para concentrarse en las tareas o para recordar lo que han leído, o para mantenerse al día con el trabajo en la escuela, las tareas escolares o tareas en el hogar. Algunas veces estos síntomas de falta de atención no son notados hasta que el estudiante llega a la escuela media o a la escuela secundaria, donde debe tratar con múltiples profesores, y clases y asignaturas diferentes todos los días.9,10

¿Puede una persona tener TDA/H del tipo predominantemente inatento y nunca ser diagnosticado hasta en la última etapa de la adolescencia o la edad adulta, en la universidad o en el trabajo, o al formar una familia?

Sí, muchas veces los impedimentos de una persona a causa del TDA/H se atribuyen durante muchos años a la holgazanería o falta de motivación. Hasta hace poco, muy pocos profesores, psicólogos u otros médicos habían sido preparados para reconocer los síntomas del TDA/H del tipo predominantemente de falta de atención. Con frecuencia, los padres reconocen su propio impedimento a causa del TDA/H justo después de familiarizarse más con el trastorno tras el diagnóstico de su hijo. A fin de calificar para el diagnóstico del TDA/H, al menos algunos de los síntomas del TDA/H debieron estar presentes en algún momento de la infancia o la adolescencia, aunque no hayan sido reconocidos en ese momento.11,12

¿Pueden las niñas y las mujeres tener TDA/H, o este trastorno afecta solamente a los hombres?

Los estudios demuestran que hay al menos una niña que tiene el trastorno por cada tres niños diagnosticados con TDA/H. En muestras de adultos, la proporción hombre - mujer es de casi uno a uno. Al parecer, a menudo no se detecta en las niñas porque éstas suelen tener el TDA/H del tipo predominantemente inatento con más frecuencia que el tipo combinado. Es decir que es menos probable que las niñas con TDA/H sean diagnosticadas con el trastorno, porque a menudo no tienen una conducta lo suficientemente perturbadora como para llamar la atención.13,14

¿Cómo se diagnostica el TDA/H del tipo predominantemente inatento?

No existe un análisis de sangre, prueba psicológica o prueba computarizada, ni prueba de imágenes cerebrales que pueda diagnosticar el TDA/H de cualquier tipo. La evaluación adecuada requiere que un psicólogo, psiquiatra, pediatra u otro profesional capacitado para reconocer el TDA/H, y otros trastornos del aprendizaje o psiquiátricos parecidos o que puedan acompañar al TDA/H, realice una evaluación clínica exhaustiva. La evaluación deberá incluir una entrevista clínica intensiva con el niño o el adulto con sospecha de TDA/H. En el caso de niños o adolescentes, los padres deberían participar en la entrevista, y además debería revisarse la información suministrada por profesores anteriores y actuales. Asimismo, independientemente de la edad, un examen médico es importante para descartar las posibles causas médicas de los síntomas del TDA/H.15,16,17

Para los adultos, casi siempre es útil incluir al cónyuge, amigos o alguien que conozca bien al individuo. Además de las entrevistas, se deben utilizar escalas estandarizadas de calificación para el TDA/H y los criterios diagnósticos del DSM-IV para el TDA/H. También se debe llevar a cabo una exploración cuidadosa en busca de otros posibles trastornos, sobre todo trastornos del aprendizaje, ansiedad y depresión. Al igual que en los niños, debe hacerse un examen médico para descartar las posibles causas médicas de los síntomas del TDA/H. Esta evaluación es especialmente importante para los adultos que tengan otros problemas médicos, y que estén tomando medicamentos recetados que pudieran causar síntomas parecidos al TDA/H.18,19

¿Qué tratamientos son generalmente útiles para los niños
o adultos con TDA/H del tipo predominantemente inatento?

Hasta hace poco, la mayoría de las investigaciones sobre tratamientos del TDA/H se realizaban en niños o adultos que tenían el tipo combinado de TDA/H. Los estudios más recientes en los que participaron individuos con el tipo predominantemente inatento revelan que los medicamentos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration, FDA) para el tratamiento del TDA/H tienden a ser efectivos para una considerable mayoría de los que tienen el tipo predominantemente inatento.20,21 Los detalles de estos medicamentos, así como el control médico cuidadoso que necesitan, están incluidos en Lo que sabemos Nº 3, "Manejo de los medicamentos para los niños y adolescentes con TDA/H" y Lo que sabemos Nº 10, "Manejo de los medicamentos para los adultos con TDA/H".

Además de los medicamentos, cualquier persona que tenga TDA/H y su familia también necesitan recibir instrucción acerca del TDA/H y su tratamiento. Algunos individuos que tienen el tipo predominantemente inatento se benefician también de adaptaciones en la escuela, como tiempo extendido para exámenes o una retroalimentación más frecuente por parte de los profesores. Las intervenciones conductuales para mejorar habilidades organizativas, técnicas de estudio o funcionamiento social son útiles para algunos. En cambio, para otros, los medicamentos cuidadosamente controlados y la educación sobre el TDA/H podrían ser suficientes. La mayoría de los individuos con TDA/H del tipo predominantemente inatento funcionan bastante bien cuando reciben el tratamiento apropiado.22,23,24 Referencias

1. Lahey, B.B., & Carlson, C.L. (1991). ?Validity of the diagnostic category attention deficit  disorder without hyperactivity: a review of the literature.? J. Learning Disabilities 24 (3), 110-120.
2. American Psychiatric Association (2001). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition, Text Revision. Washington, DC, American Psychiatric Press.
3. World Health Organization (2003). Adult Self-Report Scale for ADHD. www.-int/en/.
4. Brown, T. E. (2000). Emerging Understandings of Attention Deficit Disorders and Comorbidities. In Attention Deficit Disorders and Comorbidities in Children, Adolescents and Adults. T. E. Brown, Ed. Washington, D.C., American Psychiatric Press: 3-55.
5. Weiss, M, Hechtman, L.T., & Weiss, G. (1999): ADHD in Adulthood: A Guide to Current Theory, Diagnosis and Treatment. Baltimore, Johns Hopkins University Press.
6. Biederman, J., & Mick, E., et al. (2000). Age-Dependent Decline of Symptoms of Attention Deficit Hyperactivity Disorder: Impact of Remission Definition and Symptom Type. American Journal of Psychiatry 157(5), 8-15-818.
7. Brown, T. E. (2000). Emerging Understandings of Attention Deficit Disorders and Comorbidities. In Attention Deficit Disorders and Comorbidities in Children, Adolescents and Adults. T. E. Brown, Ed. Washington, D.C., American Psychiatric Press: 3-55.
8. Barkley, R.A. (1998): Attention-Deficit Hyperactivity Disorder: Handbook for Diagnosis and Treatment. New York, Guilford Press.
9. Brown, T. E. (1995). Differential Diagnosis of ADD vs. ADHD in Adults. In A Comprehensive Guide to Attention Deficit Disorder in Adults. K. G. Nadeau, Ed. New York, Brunner/Mazel: 93-108.
10. Brown, T. E. (2000). Emerging Understandings of Attention Deficit Disorders and Comorbidities. In Attention Deficit Disorders and Comorbidities in Children, Adolescents and Adults. T. E. Brown, Ed. Washington, D.C., American Psychiatric Press: 3-55.
11. Millstein, R. B.,  & Wilens, T.E., et al. (1997). ?Presenting ADHD symptoms and subtypes in clinically referred adults with ADHD.? J. Attention Disorders 2(3), 159-166.
12. Weiss, M, Hechtman, L.T., & Weiss, G. (1999): ADHD in Adulthood: A Guide to Current Theory, Diagnosis and Treatment. Baltimore, Johns Hopkins University Press.
13. Nadeau, K. G., & Littman, E.B., et al. (1999). Understanding Girls With AD/HD. Silver Spring, MD, Advantage Press.
14. Biederman, J., & Mick, E., et al. (2002). ?Influence of Gender on Attention Deficit Hyperactivity Disorder in Children Referred to a Psychiatric Clinic.? American Journal of Psychiatry 159(1), 36-42.
15. Barkley, R.A. (1998): Attention-Deficit Hyperactivity Disorder: Handbook for Diagnosis and Treatment. New York, Guilford Press.
16. American Academy Child Adolescent Psychiatry (1997): Practice Parameters for the Assessment and Treatment of Children, Adolescents and Adults With Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder. Journal of the American Academy Child Adolescent Psychiatry; 36(10 Supplement):085S-121S
17. American Academy of Pediatrics (2000): Clinical Practice Guideline: Diagnosis and Evaluation of the Child With Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder. Pediatrics; 105(5):1158-1170
18. Weiss, M, Hechtman, L.T., & Weiss, G. (1999): ADHD in Adulthood: A Guide to Current Theory, Diagnosis and Treatment. Baltimore, Johns Hopkins University Press.
19. Barkley, R.A. (1998): Attention-Deficit Hyperactivity Disorder: Handbook for Diagnosis and Treatment. New York, Guilford Press.
20. American Academy of Child & Adolescent Psychiatry (2002): Practice Parameter for the Use of Stimulant Medications in the Treatment of Children, Adolescents and Adults. Journal of American Academy of Child and Adolescent Psychiatry; 41(2 Supplement):26S-49S
21. American Academy of Pediatrics (2001): Clinical Practice Guideline: Treatment of the School-Aged Child With Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder. Pediatrics; 108(4):1033-1044
22. Dendy, C. A. Z. (1995). Teenagers With ADD: A Parents? Guide. Bethesda, Woodbine House, Inc.
23. Brown, T.E. (2000). Attention-deficit Disorders and Comorbidities in Children, Adolescents, and Adults. Washington, D.C.: American Psychiatric Press.: 537-568.
24. Pfiffner, L. (2003). Psychosocial Treatment for ADHD-Inattentive Type. ADHD Report 11, 1-8.

La información provista en esta hoja de datos fue respaldada por la Subvención/Acuerdo de Cooperación Número 5U38DD000335-04 de los Centros para el control y la prevención de enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC). El contenido es exclusivamente responsabilidad de los autores y no representa necesariamente las opiniones oficiales de los CDC. Esta hoja de datos fue aprobada por la Junta de asesoría profesional de CHADD en septiembre de 2004.

 © 2004 Children and Adults with Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder (CHADD). Actualizado Febrero, 2011

Para más información acerca del TDA/H o CHADD, comuníquese con:

National Resource Center on AD/HD
Children and Adults with
Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder
4601 Presidents Drive, Suite 300
Lanham, MD 20706
800-233-4050
www.help4adhd.org

También visite el sitio web de CHADD en
www.chadd.org.
Buscar:
Preguntas Frecuentes
¡Mi hijo tiene TDA, no TDA/H! ¿Tienen alguna información sobre el TDA?
¿Qué son las funciones ejecutivas?
¿Pueden ayudarme a encontrar un médico o profesional de la salud mental?
¿No existe una prueba sencilla para diagnosticar el TDA/H?
¿Qué es la Sección 504?
Lea todas las preguntas frecuentes

¿Tiene una pregunta sobre el TDA/H?
CHADD

Imprimir página · Enviar página por correo electrónico · Quiénes somos
Contactos · Reglas de uso · Política de privacidad · Mapa del sitio
CHADD